Síntomas de un preinfarto

Enlace Patrocinado

Como síntomas de un preinfarto, el más común y conocido por todos es el dolor en el centro del pecho, un dolor que muchas personas pueden considerarlo como un infarto, pero sin embargo está indicando un preinfarto. Al reducirse el flujo sanguíneo en el músculo cardíaco se produce este dolor fuerte en el centro del pecho que se extiende hasta el brazo izquierdo aunque también puede irradiarse a ambos brazos, al cuello y a la mandíbula, al hombro y a la espalda. En ese momento comienza una sensación de ansiedad con sudoración y mareo, fatiga, náuseas y dificultad para respirar.
Este dolor y malestar se presenta de forma repentina. Muchas personas que lo han sufrido lo relatan como una sensación de opresión en el centro del pecho y una sensación de plenitud como si hubiesen ingerido una plato de comida copiosa y a causa de ello sienten esa sensación de llenura, mientras que el dolor en el pecho es descrito como agudo y fuerte como si les estuvieran clavando un puñal o apretando un tornillo en el centro del pecho.
Sin embargo este síntoma característico de la angina de pecho o del pre infarto no siempre determina esta enfermedad pues es compartido con síntomas de otras enfermedades como los de una gastritis, sensación de flatulencia o una neumonía.
Síntomas de un preinfarto

Asimismo es importante conocer estos síntomas porque al tratarse de una enfermedad cardíaca grave, necesita se un tratamiento cardiológico urgente, pues a su vez se debe prestar atención a la repentina falta de aire, la fatiga, el cansancio, palidez, sudoración excesiva, ansiedad, problemas para respirar, desvanecimiento y la sensación de estar a un minuto de morir, pues los pacientes relatan que han sentido la sensación de una muerte inminente, es decir que se han sentido aterrorizados por una amenaza de muerte abrupta.
No obstante es importante volver a destacar que muchos de ellos son compartidos por otras enfermedades más leves que no reportan riesgo de muerte como puede ser una hipotensión, ya que en este caso es común el desvanecimiento debido a un inminente descenso del nivel de la presión arterial, con lo cual un desvanecimiento es una consecuencia normal y en absoluto grave.
Una gastritis podrá tener que ver con el tipo de alimentación o en algunos casos por la ingesta excesiva de analgésicos, pues por lo tanto no tendría que ver con un pre infarto.
Sin embargo es importante estar informado al respecto a fin que en el caso de padecer algunos de ellos sobretodo al contar con antecedentes personales o familiares.
Por ejemplo con antecedentes personales o familiares de un accidente cerebrovascular hemorrágico, una dolencia al corazón de este tipo es común y previsible por lo tanto es importante mantenerse en alerta con estos consejos que son de gran utilidad para tenerlos siempre presentes, pues llevar una alimentación adecuada saludable brinda una mejor calidad de vida en todos los aspectos. De hecho una buena alimentación también tiene que ver con mantener una buena salud cardiovascular prestando atención a los síntomas de un preinfarto.

Speak Your Mind

*