Trombosis en las piernas

Enlace Patrocinado

Las trombosis en las piernas se forman a partir de coágulos que deben ser advertidos por las personas a fin de evitar complicaciones severas.
¿Por qué se forman los coágulos?
Son muchas las razones por las que pueden formarse coágulos en las venas profundas o superficiales de las piernas.
En general el avance de la edad por sobre los 65 años es una de las razones como también lo es el mantenerse demasiado tiempo sentado, más de una hora sin movilizarse, por ejemplo al viajar en avión. De hecho las personas recientemente operadas con indicaciones de permanecer en reposo por un tiempo prolongado son un grupo de riesgo a padecer una trombosis en las piernas, el sobrepeso y la obesidad también es una razón para tener en cuenta, el padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular como por ejemplo un derrame, una embolia, una trombosis o una apoplejía, si el paciente tiene antecedentes familiares con el mismo padecimiento y si presenta venas varicosas.
Trombosis en las piernas

En definitiva se tratará de individuos con mayor propensión a la formación de coágulos.
Son peligrosos porque al desprenderse de las venas de las piernas se desplazan a otras zonas del cuerpo como por ejemplo pueden desplazarse a los pulmones provocando una embolia pulmonar con lo cual la vida del individuo estará en peligro.
Es posible prevenir las trombosis en las piernas evitando lastimarse las piernas, evitando los viajes extensos con las piernas encogidas. No permanecer sentado ni de pie por más tiempo que una hora, evitar o moderar el consumo de sal, en los viajes extensos imposible de suspender levantar las piernas para cambiarlas de posición, puede ser necesario el uso de medias de compresión cuando el médico lo indique, de lo contrario preferir las medias que no sean ajustadas, los pies de la cama puede elevarse colocando tacos de madera, libros o ladrillos para elevar los pies entre 10 o 12 centímetros, ingerir sin olvidarse los medicamentos recetados por el médico en el caso del diagnostico de un coágulo, pues se tratará de un anticoagulante o diluyente de sangre.
Por ejemplo la heparina es un anticoagulante que como medicamento eficaz se indica la primera semana. Se aplica por vía subcutánea en el hospital o puede se autoinyectada, luego por lo general se indican comprimidos de wafarina.
Después de la primera semana se retira la aplicación de heparina por vía subcutánea y lo comprimidos de wafarina continuarán como tratamiento a lo largo de entre tres a seis meses.
Se debe tener en cuenta los efectos secundarios de los anticoagulantes, pues el sangrado es lo más común y frecuente, por ello se necesita cuidados y controles además de una evaluación sobre el costo /beneficio de su indicación dependiendo de cada caso en particular, dado que los sangrados pueden ser abundantes y en el caso de mujeres en edad fértil algunas veces se les indica un antiplaquetario en lugar de un anticoagulante, pero únicamente es decidido por el médico especialista, quien lo determinará ante las trombosis en las piernas.

Speak Your Mind

*